periodismo

Barcelona desata la guerra de los medios por el ‘clickbait’ 

Decepción. Es la palabra que viene a la mente al ver la cobertura que muchos medios han hecho de los atentados de Barcelona. 

Algunos pseudo blogs incluso aprovecharon la tragedia para ganar clicks a golpe de imágenes escabrosas y vídeos cargados de dolor. Ofrecieron a la sociedad morbosa lo que ansiaban pero no querían admitir: ver sangre. Y pese a que la Policía pedía respeto por las víctimas, por sus familias, por todos los españoles, allá que se lanzaron a cazar visitas en sus páginas webs.

Pero la decepción llega cuando a la mañana siguiente, un aluvión de portadas innecesarias inundan las redes y los kioskos. En 13 años no hemos aprendido nada. Las cruentas imágenes del 11M, donde todos los medios sin excepción se lanzaron a publicar imágenes de los muertos en los trenes, casi han vuelto a repetirse en muchos medios considerados “importantes”. Lo que sume al periodismo en una decepción absoluta. No todo vale por el click. 

Para contrarrestar las duras imágenes que medios y ciudadanía publicaban en redes, algunos valientes se lanzaban a subir fotos de gatitos bajo el hashtag #Barcelona. 

Esta terrible tragedia debe servirnos para hacer autocrítica, todos, los periodistas y editores pero también la propia ciudadanía que no duda en subir sus propias imágenes sin filtro alguno, a correr a hacer click o a cambiar de canal para poner el que enseña más sangre. Cuánto más dolor, más dinero para el medio. 

Los periodistas y los grandes directores de los medios (que a veces ni son periodistas) han vuelto a dejarse llevar por la guerra de medios y han tratado de conseguir las imágenes más llamativas. Tarde, cuando la Policía rogaba respeto, algunos de ellos (sobre todo en tv) tomaban nota e intentaban respetar a los heridos y a los propios espectadores. Algo que no han respetado los medios impresos con sus portadas de hoy.

La ciudadanía por su parte hacía los suyo, consumir todo lo que le ponen a la mano o subir a sus redes las imágenes que luego recogían los medios. Alguien me decía hoy que pedir que la gente no hiciera click es una utopía, pero para revertir la situación todos debemos poner de nuestro lado: ni la prensa publicar, ni los usuarios buscar el morbo desesperadamente. Si nadie consumiera ese tipo de información, cada vez iría desapareciendo de las pantallas. Puede que ese pensamiento sí que sea una utopía.

A veces, una imagen no vale más que mil palabras.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s