Reflexiones

Desmitificando mitos: En las bodas no se liga

Así es. Cómo lo estáis leyendo. La próxima vez que os inviten a una boda y os digan: “No te preocupes que seguro que ligas con alguien”, teneis permiso para reíros en su santa cara. 

En los últimos dos años he ido a cuatro bodas y en ninguna de ellas he vuelto a casa con un conato de ligue con el que cumplir los objetivos sociales que la gente te marca cuando estás soltera. 

Sí, he ido a cuatro bodas de cuatro amigas en tres ciudades diferentes. Y no, no he ligado en ninguna de ellas. 

Es posible que penséis que puede que no pusiera de mi parte, o que valoreis que mi ‘atractivo’ no está dentro de los estándares que busca un hombre cuando liga. ¿Quién sabe? Pero lo que es seguro es que un 0% de acierto es una estadística muy muy mala. 

En las bodas no se liga y eso es un mito que hay que desmitificar ya. 

Siempre hay un primo, un amigo, un hermano de los novios pero las probabilidades de que acabeis coincidiendo, charlando y lo que es más importante, descubriendo que hay “química” son casi nulas. 

Desengañémonos, esas cosas sólo pasan en las comedias románticas y la vida, por desgracia, no es una película de amor. Así que vas a la boda, lloras con el “Sí quiero”, comer hasta reventar en los aperitivos y bebes vino hasta que empalmas con los gintonics de la barra libre. Bailas hasta el amanecer y cuando acaba la boda regresas a casa con la ‘dignidad’ intacta, porque en las bodas no se liga, por mucho que lo repita la gente cada vez que te invitan a una. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s