Reflexiones

El activismo invisible

“Pero, tú qué vas a ser activista si no te he visto en ninguna manifestación”.

Activista.

Una de las palabras claves de esta frase, la otra es la expresión “no te he visto”.

Esta situación me plantea varias dudas. La primera de ellas es ¿quién tiene la verdad absoluta sobre el activismo? ¿Se puede ser activista sin necesidad de acudir a todas y cada una de las manifestaciones que se celebran de tanto en tanto en la calle? Por que yo me pregunto, y ahí entramos en la segunda cuestión, si no voy a una manifestación por la Educación porque ese día me pilla trabajando o enferma, ¿soy menos activista que tú?

Juzgar el “activismo” (por Dios que hiper utilizada ya esa palabra para cuestionar al resto de personas que no piensan como tú) por el número de manifestaciones a las que se acude no me parece que sea realmente la mejor manera de hacerlo.

La Real Academia Española en su diccionario define el “activismo” con tres acepciones:

1. m. Tendencia a comportarse de un modo extremadamente dinámico.

2. m. Ejercicio del proselitismo y acción social de carácter público.

3. m. Fil. Doctrina según la cual todos los valores están subordinados a las exigencias de la acción y de su eficacia.

¿Ahora qué? ¿Sólo porque una persona no ve a otra en las últimas manifestaciones celebradas ya resulta que no tiene conciencia social? Ojo, que aquí lo que hay que resaltar es que el hecho de que esa persona no vea a la otra, no significa que la que es juzgada no haya acudido. En las manifestaciones, y más si es multitudinaria, es muy difícil encontrarse a todo el mundo, no es imposible pero sí difícil. Podría considerarse un “activismo invisible”, una voz más entre la multitud de personas que unen sus voces a la lucha.

Y en cuanto a la conciencia social, no se es más activista ni mejor persona por lucirse detrás de una pancarta y hacerse una foto selfie vanagloriándose en las redes de ser una persona “comprometida” con el sector implicado en la marcha.

Una foto y una manifestación no le hace a nadie mejor que otra.

Cada persona contribuye a su manera en el mundo, unos mejor, otros peor; unos más, otros menos; unos yendo a manifestaciones, otros removiendo conciencias a través de sus textos; unos con selfies públicos, otros de manera anónima y desapercibida.

Nadie es mejor nadie. Y nadie tiene la verdad absoluta del activismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s