Cine

Y el Goya a la Mejor Película es para…

Un biopic, un thriller con gente cabreada, un thriller con gente más cabreada aún, un drama y un super dramón, son, a grosso modo, las películas que este año optan a Mejor Película en la gala de los Goya.

Julieta, El hombre de las mil caras, Tarde para la ira, Un monstruo viene a verme y Que Dios nos perdone se juegan este sábado el ser la mejor película del año a ojos de los miembros de la Academia. De esas cinco, sólo la última, obra de Sorogoyen, es la única que no he podido ver para valorar su trayectoria. No sé si será capaz de llevarse tan preciado galardón, lo que sí que vaticino en vista de los últimos premios recibidos, es que Roberto Álamo tiene muchas papeletas para ganar el Goya al Mejor Actor.

Sobre las demás…

De Julieta poco más tengo que decir de todo lo que comento a todas horas, me parece una vuelta al drama de Pedro Almodóvar magistral, con una Emma Suárez que sinceramente duele el alma verla sufrir por la ausencia de su hija Antía. No apuesto por ella para este galardón no porque no crea que lo merezca sino por esa ‘enemistad’ irreconciliable entre los académicos y el director manchego. Julieta out.

Por otro lado tenemos la ópera prima de Raúl Arévalo, Tarde para la ira, contada de manera trepidante sin apenas descanso, bien narrada y con giros de guion muy buenos. Es tan rápida que cuando te has dado cuenta ya estás en los minutos finales de la película. Arévalo se merece los reconocimientos que está recibiendo por arriesgarse con un thriller como película de inicio. El cartel actoral con Ruth Díaz, Antonio de la Torre y Luis Callejo sobresale en cada plano.

La otra película que en mi opinión peleará con opciones a Mejor Película es El hombre de las mil caras, este semi biopic en el que Alberto Rodríguez se inspira para contar al público cómo fue la trama que sirvió para que Fernando Paesa y Luis Roldán se rieran del gobierno socialista de Felipe González. Aunque en las últimas galas de premios de cine español, Tarde para la ira le ha quitado el protagonismo, nunca infravaloremos la capacidad de Rodríguez para sorprender y acabar logrando que su película gane en la recta final a Arévalo.

Un monstruo viene a verme también está nominada, aunque al igual que Julieta, la veo con pocas posibilidades de ganar el Goya a Mejor Película. Aunque no es una mala película, es demasiado fantasiosa para llevarse este premio y – a mí parecer- un poco lenta en algunos tramos de historia. Eso sí, los efectos digitales son estupendos, el monstruo, las historias que va contando, eso sí merecería reconocimiento.

La gala de los Goya se celebran este sábado 4 de febrero y salvo que ‘Que Dios nos perdone’ dé la sorpresa en esta última entrega de premios, la lucha estará entre Alberto Rodríguez y Rául Arévalo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s