Sin categoría

Obscenidad y humor no apto para menores

– Voy a ir al cine con mi niño este miércoles.

– Ah, ¿sí? y ¿qué vais a ver?

– Vamos a ir a ver ‘La fiesta de las salchichas’…

La otra persona inmediatamente se echa las manos a la cabeza cuando descubre que el niño en cuestión tiene 8 años. “Ni se te ocurra”, es su advertencia.

Y es que aunque en un primer momento la película antes mencionada parezca una típica película de animación para todos los públicos, la realidad es que está calificada para mayores de 16 años.

‘La fiesta de las salchichas’ es sin duda animación por y para los adultos. Un paquete de salchichas que tontea en la estantería del supermercado con uno de panecillos, “bollitos” en la cinta, y cuyo único pensamiento es “sentir dentro a la salchicha”. Con premisas como esas, está claro que no es el lugar ideal para llevar a nuestros hijos y sobrinos menores.

En lo que se refiere a la historia, los productos del supermercado viven en una felicidad absoluta pensando que los humanos somos personas buenas y con corazón y no unos sanguinarios sin piedad, mata alimentos. Las salchichas quieren juntarse con los bollitos, mientras en la estantería de enfrente el pan de pita palestino pelea con el bagel israelí y tienen de amigo común el humus turco.

La película puede parecer buena, enmascarada por sus altas dosis de entretenimiento. Trata asuntos tan complejos de expresar a veces con personajes de carne hueso como el racismo, el sexo, los conflictos políticos y religiosos, todo eso removido – que no agitado – en un cócktel de 90 minutos.

El conflicto palestino-israelí representado con pitas y bagels sirve para poner la cara colorada a los dignatarios del mundo. Ninguno de los dos sabe por qué se tienen que odiar, pero ahí están, demostrándolo a cada paso. El final de esta historia tendréis que verlo…

Sin duda no pasará a la historia como la mejor película de animación para adultos pero hay que reconocer que ganas le ponen. Las escenas de sexo entre los alimentos, esa orgía carnal llevada al clímax en un momento de auge, es digna de los dos rombos con los que solía avisar la televisión cuando una película era subidita de tono. Y es que hasta una servidora se vio sobrepasada por la situación… Y no es que yo sea una mojigata, que tras ver películas como ‘Lucía y el sexo’, ‘Las edades de Lulú’ o leer ’50 sombras de Grey’, parecía imposible escandalizarse con algo.

En resumen, película entretenida pero lejos de ser genial y cumplir las expectativas de risas por doquier con las que mis amigas me la habían vendido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s